Las claves para evitar que tus hijos sufran ciberbullying

Las claves para evitar que tus hijos sufran ciberbullying

Muchas veces pensamos que como padres lo sabemos todo de nuestros hijos y que si estuvieran sufriendo un problema de acoso ya lo sabríamos. Sin embargo la realidad nos muestra que a menudo, no es así. 

En los últimos tiempos y con el auge de las nuevas tecnologías, las formas de acoso se han “reinventado”, el ciberbullying puede ser más difícil de detectar que los casos más convencionales:

¿Cómo se manifiesta el ciberbullying? 

Creación de perfiles falsos para atentar contra la persona: Estos pueden ser de una persona ficticia que acosa o acusa a la víctima de alguna acción que no cometió o directamente un perfil falso de la propia víctima con el que se realizan acciones comprometedoras. 

Hackear o robar contraseñas de la víctima. 

Propagar rumores falsos en foros y redes sociales con el objetivo de desprestigiar al acosado. Enviar mensajes amenazantes.  Publicar en internet fotos reales o fotomontajes comprometedores. 

Estas son solo algunas de las formas en que los pequeños pueden ser acosados.

Por desgracia las malas prácticas también se dan entre los adultos y a medida que crece el uso de internet pueden actualizarse. Por otro lado son acciones que ya veíamos en el “mundo físico” y que se han trasladado al entorno 2.0, acciones destinadas a propagar mentiras sobre la víctima con el fin de destruir su autoestima y reputación social. 

Claves para evitar que tus hijos sufran ciberbullying

Ten una comunicación fluida con tus hijos: Este es el punto más importante para evitar cualquier problema. Si el pequeño siente que puede contarte lo que sea sin juzgarlo estará más dispuesto a contarle un posible caso de bullying que si tienes miedo a que le grites por ejemplo.

La comunicación abierta con nuestros hijos es el pilar fundamental de una familia unida y de una educación sana.

Predica con el ejemplo: Los niños aprenden por imitación (Aunque muchas veces pensemos que no se dan cuenta de las cosas) si nuestras acciones siempre son de respeto hacia los demás estaremos previniendo que nuestros hijos acosen a otros niños. Si no nos callamos ante una situación de desprecio a nuestra persona, les enseñamos a defender sus derechos y si damos la cara por un amigo / compañero les mostramos que no hay que permanecer impasible cuando el acoso lo sufre otra persona. 

Enséñale a mantener su ciberseguridad: Internet tiene muchas cosas buenas y no deberíamos negárselo a los niños, pero sí enseñarles a usarlo correctamente.

Debemos enseñar a los pequeños cómo protegerse de posible ataques y ser menos vulnerables a ellos: No dar a nadie sus contraseñas, no aceptar a desconocidos en redes sociales…

Estar atentos a cambios de conducta: Síntomas de ansiedad, irritabilidad, estado de alerta… Los niños pueden expresar de forma no verbal que algo pasa. Preguntar que ocurre de forma sutil ante un cambio de conducta puede ser suficiente para que el niño se exprese. Recuerda, para que esto sea así debemos trabajar a diario en mantener una correcta comunicación.