Cómo introducir la lectura de forma efectiva en niños pequeños
Cómo introducir la lectura de forma efectiva en niños pequeños

Cómo introducir la lectura de forma efectiva en niños pequeños

La lectura no debe ser obligatoria, la lectura proporciona placer siempre que al niño le resulte significativa y asiente su personalidad.

Claro está que no resulta nada fácil introducir la lectura de forma efectiva y crear ese hábito que tanto bien les hará a medida que vayan creciendo. ¿Cómo hacer que los niños encuentren gusto en la lectura?

A continuación van algunos consejos para introducir la lectura de forma efectiva en niños pequeños.

Dedicar tiempo a los niños, una de las claves fundamentales para incentivar a la lectura

Aunque pensemos que el día se nos va volando, siempre es necesario sacar un rato para dedicar a los más pequeños. Puedes aprovechar la hora de antes de dormir para pasar 30 minutos con tus hijos y leer con ellos. 

Al principio serás tú el que leas el cuento de la noche pero, poco a poco, tendrás que ir dejando que sean ellos los que escojan la lectura y la lean. Si tienes varios hijos, procura estar un rato con cada uno de ellos cuando tengan cierta independencia.

Conocer sus gustos

No todos tienen los mismos gustos. Es precisamente por eso por lo que es fundamental dejarlos escoger sus propios libros. Habla con ellos y pregúntales qué es lo que más les gusta, si los piratas, los animales o los magos, por ejemplo. A partir de ahí podrás realizar una selección de lecturas para su librería. 

Igualmente, si son un poco mayores, la mejor opción es acudir con ellos a una librería y dejar que escojan aquellos libros que más les llame la atención y que sean adecuados para ellos. 

Sé selectivo con las lecturas

Selecciona los mensajes que esperas que tus hijos reciban. La lectura es un arma de más de un filo y los valores que la familia cree convenientes han de ser la propuesta principal para el niño.

Podrás dejarte aconsejar sobre los libros más adecuados para su edad. Piensa que escoger libros para adultos pueden perjudicar su relación con los libros, especialmente si piensan que la culpa es de ellos por no entender bien el libro y no de la escritura que está pensada para adultos.

Crea espacios de lectura en casa

Los niños copian todo lo que ven de los adultos. Es por eso por lo que tener en casa un rincón de lectura es algo necesario. Piensa que tienen su espacio para comer, su espacio para jugar e incluso su espacio para dormir. ¿Por qué no tener un rincón para leer?

Al tener estos espacios de lectura, además, podréis sentaros en familia a disfrutar de este hábito tan educativo y sano. Vosotros, como padres, podréis dar un gran ejemplo a los niños si también incorporáis un hábito de lectura en vuestro día a día.

No lo fuerces a la lectura

Muchos padres creen que obligar a los niños a leer es beneficioso, cuando es todo lo contrario. Es importante no forzar la lectura en los más pequeños. Deja que sean ellos los que te pidan leer un cuento. Si un día están cansados y no tienen ganas de leer, no pasa nada, querrán hacerlo el próximo día.