Como enseñar a tu hijo colabore en casa
como enseñar a tu hijo colabore en casa

Como enseñar a tu hijo colabore en casa

Una de las tareas más complicadas para los padres es que sus hijos colaboren en casa. A veces cometemos el error de no tener en cuenta su edad o capacidades, lo cual los abruma a ellos y nos frustra a vosotros. 

Enseñar a tu hijo a participar en las tareas de casa no es porque nos ayuden, sino por hacer que sean hombres y mujeres de provecho en el futuro en poderenfamilia.es te contamos las claves:

Claves para conseguir que los hijos ayuden en casa

No podemos negar que las tareas de la casa son tediosas, y nunca, nunca, tenemos ganas de hacerlas. Si s así en nuestro caso, ¡cuánto más para los pequeños de la casa! No obstante, tenemos que invertir tiempo y energía en motivarlos que lo hagan, pues es para su beneficio. 

La edad para empezar

¿Cuál es la edad propicia para que los niños comiencen a colaborar en casa? Pues desde que tiene la capacidad de agarrar y soltar objetos, ya puede ayuda a cosas pequeñas, como colgar su chaqueta, guardar sus juguetes o coger la mochila para el cole. 

Escoge las tareas

En base a su edad asígnale las tareas. Por ejemplo, entre dos y tres años pueden aprender a vestirse y desvestirse, llevar su ropa a lavar, etc. 

Después de tres años, recoger sus juguetes, hacerse responsables con la mochila para el cole, ayudar a poner y quitar la mesa…

Después de los cinco años, es hora de que hagan su cama, nos pueden ayudar a cocinar, o acompañarnos a la compra. 

Ten en cuenta su grado de madurez

No es solo la edad la que marca la capacidad del pequeño. Su madurez también es importante. Cada niño es un mundo y hay que tomar en cuenta su personalidad y su madurez para no asignarles tareas que no sean capaces de realizar y los lleven a la frustración. 

Además, las tareas se deben ir introduciendo de manera gradual. 

Paciencia

Esta cualidad será clave para ayudar a tu hijo y enseñarle de la mejor manera posible. Es normal que rompan cosas al intentar ayudar, que al principio lo hagan peor y que necesiten tu ayuda y guía. 

Refuerzo positivo

El refuerzo positivo es la mejor forma de dar reconocimiento al esfuerzo que los pequeños han hecho. No queremos que sientan que es una obligación y que no valoramos su trabajo. Dales un premio en forma de palabras, algo que les guste o cariño. 

Sé firme

Si te has decidido a que tus hijos colaboren sé firme y consecuente. Si se niegan, deben aprender que tendrán consecuencias negativas, perder lo que les gusta. 

Dales el ejemplo

Hay una frase muy valiosa que empezó a correr hace poco en Internet: las palabras mueven, el ejemplo arrastra. Si tú les das el ejemplo, tus hijos verán cuán importante es que ellos también colaboren. 

Ponte manos a la obra, ármate de paciencia y enseña a tus hijos tareas básicas que les permitan desarrollarse como personas de provecho.